Cómo combatir la infoxicación de tu mente

infoxicacion

Actualmente nuestra sociedad está estructurada en base a la tecnología y esto provoca que la información nos llegue abrumadoramente y de forma constante. Es tanta la información que nos llega que no podemos contrastarla, no sabemos si es veraz o no y directamente lo compartimos en redes sociales. Este fenómeno hace que la viralidad y las llamadas fake news se expandan como la pólvora.

El hecho de que ahora estemos confinados en nuestras casas y estemos (seguramente) más que nunca enganchados a las redes sociales hace que nuestra dependencia a la tecnología aumente, ya que es nuestro clavo ardiendo para saber cómo lo llevan nuestros familiares y amigos. Por eso ya desde las telefónicas han pedido que las personas no hagan tanto uso de Internet, para no colapsar el sistema. En mi caso te animo a que hagas otro tipo de actividades para combatir la infoxicación.

¿Qué es la infoxicación?

Ante la perspectiva del confinamiento, la televisión, la radio y las redes sociales no hacen otra cosa que enviar información sobre el coronavirus. Esto puede ser realmente obsesivo, lo cual no es bueno. Esta gran  ola de información hace que nuestro cerebro se colapse, no estamos capacitados para mantener la concentración hacia tantos estímulos y eso puede llevar a situaciones de estrés. A este fenómeno se le llama infoxicación, es decir la intoxicación de la información, ya que llega a intoxicarnos.

Síntomas de la infoxicación

Para  conocer si estás infoxicado o no, es necesario que revises ciertos síntomas: estrés, desánimo, falta de concentración, saturación, fatiga. Por supuesto lo primordial es revisar cuánta información recibes al día, desde qué canales y cuánto tiempo estás conectado. Son muchas las campañas que hay para eliminar la dependencia del móvil, como la de levantalacabeza.

Tienes que tener en cuenta que el motivo por el que estás enganchado es porque consideras que tu vida no es tan interesante y empiezas a cotillear la de los demás. Tú por ti mismo puedes pararte a pensar, si cuando  naciste no había esta tecnología, ¿cómo es posible que no puedas vivir sin ella? Lo peor de todo es que nuestros jóvenes ya han nacido con el móvil, te lo han visto a ti y se lo has enseñado desde sus primeros años. No saben que hay más vida más allá de la pantalla. Pero tú sí lo sabes, es hora de que se lo enseñes a los demás.

Para combatir la infoxicación necesitas volver a vivir como antes. Este período de confinamiento puede ayudarte bastante a convivir y conversar con tus allegados. Saber qué opinan, qué expectativas tienen de la vida o compartir juegos u otros pasatiempos puede ser mucho más enriquecedor que estar pendiente de un móvil.

Por ello te recomiendo una serie de ejercicios para combatir la infoxicación.

Pautas para combatir la infoxicación

Como te vengo diciendo, lo principal es reconocer que tienes un problema. De esta forma con fuerza de voluntad podrás disminuir esa dependencia a la información. Ten en cuenta que todo hábito se implanta a los 21 días y como tenemos esos días de confinamiento qué mejor que verlo como una gran oportunidad. He realizado una serie de actividades que creo que te servirán mucho en estos días para combatir la infoxicación:

  •  Sin despertador. Si ya no tienes que madrugar, no es necesario que pongas la alarma del móvil. Déjalo cargando durante la noche en el salón y despiértate con la luz del día. Es lo más sano y verás que te levantarás con mucho más ánimo. Ten en cuenta que tu cerebro recibe una descarga violenta cada vez que suena la alarma. Intenta dormir plácidamente y te despertarás sin problema.
  • Teletrabajo sin distracciones. Intenta sacar más trabajo adelante del que hacías en tu oficina. El hecho de que no tengas a un jefe que te dé nuevas órdenes o a unos compañeros que te inviten a un café continuamente puede hacer que tu productividad aumente. Si tienes a tus hijos en casa, plantéales unas horas de trabajo y ciertos momentos de relax. En esas horas ponte metas para sacar el trabajo. Si necesitas ayuda, puedes leer este post donde te explico cómo organizarse mejor.
  • Las noticias a su hora. Es cierto que los programas de actualidad no hacen más que comentar la última hora. No es necesario que pases horas y horas viendo la misma información. Pon el telediario y ahí te enterarás de todo.
  • Las redes sociales con límite. Una vez que hayas dejado de trabajar, ¿qué te parece si te pones 1 hora para ver el móvil como mucho? Seguramente que a tus hijos les pongas límites para ver la televisión o jugar a la videoconsola. Haz lo mismo contigo mismo. Ponte un límite para ver toda la tecnología. Tus familiares seguramente estén bombardeando de cosas por Whatsapp, no hace falta que las veas al momento. Si te parece, puedes ver tus mensajes durante 5-10 minutos por hora.

En definitiva, combatir la infoxicación es un trabajo que tienes que hacer conscientemente. Anota en un papel las veces que ves la información o el tiempo que pasas en Internet para tener un control y poder bajar tu costumbre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *